Desde el 14 de marzo hemos abierto para atender a más de 50 urgencias.

Tanto el personal como los odontólogos nos hemos formado ampliamente durante la cuarentena para poder realizar los tratamientos con seguridad implementando los protocolos, materiales y productos necesarios.

Clínica:

  • Sala de espera de 30 m2 con aforo máximo de 4 personas.
  • Hidroalcohol en gel a disposición de los pacientes.
  • Mamparas en la recepción.
  • Distancia de seguridad de 2 metros.
  • Desinfección de encimeras y suelos dos veces al día.
  • Optimización del tiempo con el paciente en la espera y los tratamientos.

 

Odontólogos:

  • Usamos simultáneamente doble mascarilla la FFP2 y la quirúrgica.
  • Batas quirúrgicas impermeables y desechables.
  • Visera de protección.

Pacientes:

  • Uso obligatorio de mascarilla en la sala de espera.
  • Uso obligatorio de hidroalcohol a la entrada y a la salida.
  • Preferiblemente pago con tarjeta.

En la historia de la odontología otros virus altamente contagiosos como el de la hepatitis o el SIDA han convivido con nosotros y hemos sido capaces de evitar la transmisión de estas enfermedades en las consultas.

Este es un nuevo reto pero la forma de combatirlo es siempre la misma.